El Cártel de los Cristaleros: otro infame grupo criminal se suma al clima de violencia en Michoacán

 Zitácuaro, Michoacán (Foto: Cuartoscuro)

Zitácuaro, Michoacán (Foto: Cuartoscuro)

Los pobladores de Zitácuaro, Michoacán (al centro oeste de México) viven en alerta ante la irrupción de un nuevo grupo criminal que no sólo pretende traficaron con drogas, sino el control total de la región: el cártel de los Cristaleros.

Los sicarios de esta célula criminal, extendidos por el municipio localizado en la región oriente de la entidad, controlan todo un catálogo de actividades delictivas. Según los medios locales, se trata de una agrupación de operadores de la Familia Michoacana, establecidos en la zona.

Pese a que el salvajismo de este cártel no es nuevo, a mediados del año pasado la violencia se recrudeció en la región con la aparición de cuerpos descuartizados o decapitados. Durante el periodo de agosto a diciembre del 2020, al menos tres operadores del transporte público, chóferes de taxi y furgonetas, fueron asesinados. Además de los muertos que dejaron los enfrentamientos entre criminales.

El año pasado, la violencia en Zitácuaro recrudeció con la irrupción de hombres armados.


En diciembre pasado, los pobladores dedicados a la producción del aguacate y la guayaba instalaron puntos de vigilancia, en la carretera de la localidad Carpinteros, el segundo en la entrada a la Soledad.


Según las denuncias contra este clan, los delincuentes mantienen sometidos a los productores y algunos hasta han sido despojados de sus huertos, casas y vehículos.

A mediados de enero, la prensa local reportó que la incursión armada de un grupo criminal de dejó un saldo de 13 muertos; sin embargo, el gobierno, después de dos días, sólo reconoció 10 bajas.


En su hartazgo, los pobladores han exigido el reconocimiento de su propia policía, autonomía presupuestal y que no se les investigue por los hechos de violencia en los que han estado involucrados al ocurrir en sus comunidades.

Recientemente y ante la incesante violencia de la que son víctimas los comuneros por parte de grupos delincuenciales , de la inacción de las fuerzas armadas, comunidades indígenas de San Francisco Serrato, Donaciano Ojeda, Crecensio Morales y Carpinteros en Zitácuaro advirtieron a las autoridades municipales que han formado una Guardia Policial Indígena propia, descartaron que sean autodefensas y que pertenezcan a algún grupo criminal como han señalado a otros habitantes de comunidades aledañas.


“Estos delincuentes tienen sometidos a productores indígenas de aguacate, otros han sido despojados de sus huertas, casas y vehículos. (...) Estamos cansados de que no realicen (las autoridades) la encomienda que tienen. Lejos de protegernos han realizado acciones que nos perjudican”, apuntan los pobladores a través de una denuncia.

VIDEO: las huellas de la violencia en Michoacán



La Familia Michoacana ataca con tácticas guerrilleras, aprovechando el agreste territorio de Michoacán. Hace más de una década, en el estado, este cártel estableció una especie de gobierno alterno; generó empleos, “mantuvo el orden”, cobró impuestos (extorsión a pobladores” y vigiló a los recién llegados.

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) pelea contra los miembros de la organización michoacana en su búsqueda para controlar más territorios. Actualmente, la Familia Michoacana mantiene una alianza de conveniencia con otros grupos delictivos locales como Los Viagras y Caballeros Templarios, con el fin de recuperar los municipios perdidos.

Share:

Facebook Coments