#MORELOS EL PROFE DEL CJNG SUCESOR DE EL RAY TRABAJÓ PARA LA BARBIE GALERIA

 


Cuautla, Mor.- Irving Eduardo Solano Vera, El Profe y/o El Gato, ya era uno de los principales lugartenientes de Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, y se encargaba de disputar la plaza de Morelos a Héctor Beltrán Leyva, El H.

Pese a que fue asociado con 30 ejecuciones y las autoridades lo detuvieron en 2010, pasaría toda una década para que este capo volviera a manos de la justicia tras un recorrido criminal que lo llevó a trabajar para Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El Profe, al parecer, nunca dejó Morelos. Originario de Cuautla, ingresó a la entonces Procuraduría General de Justicia del estado el 27 de julio del 2000; ahí estuvo como policía del Grupo de Investigación de Homicidios hasta el 18 de noviembre del 2003. Tras una ausencia de dos años, reingresó el 8 de enero del 2005 a la misma corporación.

“El Profe”, ex policía que trabajó para la “Barbie”, Guerreros Unidos y terminó como jefe de plaza del CJNG
 
Siguió como agente ministerial por un tiempo no precisado por las autoridades, hasta que se enroló formalmente en el mundo criminal con la facción dominante en Morelos que entonces encabezaba Arturo Beltrán Leyva, El Barbas. Cuando se desempeñaba en la procuraduría estatal, Solano Vera conoció a Salvador Pintado, con quien llegó al mundo del sicariato.

Después ascendió como encargado de la zona surponiente de la entidad, donde colaboró con Manuel Alejandro Briones Rodríguez o Ricardo Terrones Rodríguez. Salvador Pintado fue detenido en mayo de 2009 y Briones Rodríguez cayó en enero de 2010. Pero El Profe se mantenía como un operador de medio nivel dentro de la agrupación que ya veía disminuidas sus actividades por la caída de El Barbas en diciembre de 2009, además de pugnas contra el Cártel de Sinaloa y disputas internas.

 
Tras el rompimiento en 2009 de La Barbie con sus jefes, diversos capos se alinearon con Héctor Beltrán Leyva y Sergio Villarreal Barragán, El Grande. Mientras que otros se adhirieron a Edgar Valdez Villareal, uno de ellos sería precisamente El Profe.

Las autoridades mexicanas emprendieron una persecución con mayores recursos contra los Beltrán Leyva luego de que la Marina abatiera al Barbas en el fraccionamiento Altitudes Punta Vista Hermosa de Cuernavaca, el 16 de diciembre de 2009.

Fue así que en abril de 2010 cayó José Gerardo Álvarez, El Indio, junto con 18 presuntos narcotraficantes más. Para el 10 de junio de ese año la Policía Federal detuvo a El Profe junto con su guardaespaldas. En agosto fue asegurado La Barbie y, un mes después arrestaron al Grande

De todos ellos, el único que recuperó su libertad en condiciones que no han sido informadas, fue Irving Eduardo Solano Vera, El Profe. De acuerdo con un documento del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (de la Fiscalía General de la República), un sujeto de apellido Solano encabezaba operaciones para La Barbie, según datos actualizados a marzo del 2013.

En la lista de cárteles consultada por Infobae México se aprecia que este sujeto, del mismo apellido del Profe, se mantenía activo a inicios del sexenio de Enrique Peña Nieto. En total, la FGR tenía ubicadas a 23 células operativas asociadas a La Barbie o sus lugartenientes.

 
De ese modo, tanto en Morelos como en Guerrero trabajaban facciones ligadas al Indio, El Güero Huetamo, Los Pelones, El Pelos y “grupos al mando de una persona con el apellido de Solano”. Los Canchola solo tenían presencia en la entidad morelense, lo mismo que El Coyote, El Cabezas, El Banda y El Panda.

Mientras que en el estado de Guerrero solo operaban La Oficina, El Cártel Independiente de Acapulco, Los Marquina, El Yey, Santos Ríos Bahena, “Iguala” y El Mudo. En el Estado de México estaban células del JJ y/o Batman, lo mismo que el llamado Cártel del Centro. Ya en la Ciudad de México (conocida como Distrito Federal) se concentraban La Nueva Administración, además del Pelos y El Indio, quien se extendía hasta Quintana Roo y Chiapas.

Cuando fue detenido en 2010, Solano Vera operaba el trasiego de narcóticos con Gonzalo Mena Pardino, El Cabezas, arrestado en mayo de 2010. Se ganó la confianza de La Barbie y coordinaba la logística de seguridad de sus traslados.

Adquiría armamento, además de vehículos y reclutaba a otros miembros para la facción que pretendía conformar su jefe, ya independizado. El Profe estaba comandado a buscar transportes de carga modificados para enviar droga a Estados Unidos y confirmaba envíos por rutas seguras.

Según reportes de la Secretaría de Seguridad de Felipe Calderón, Solano Vera era investigado por el asesinato de al menos 30 personas. En varios casos ordenó que las víctimas acabaran sepultadas en fosas clandestinas para evitar que fueran identificadas. Además, escogió que cadáveres portarían narcomensajes contra Héctor Beltrán Leyva.

 
Por aquel entonces, La Barbie y El H peleaban el corredor Acapulco-Cuernavaca, sumiendo en una ola de sangre y balas a Morelos y Guerrero.

El H fundó el Cártel del Pacífico Sur comandado por El Grande y fue Cuernavaca el sitio elegido como último resquicio de sus bastiones criminales. Perseguían a colaboradores de La Barbie y las huestes del capo correspondían en represalia con más cadáveres.

Ex comandantes de la policía, cuerpos colgados en puentes y el mismo Juan Sebastián Figueroa González, hijo del cantante Joan Sebastian, fueron algunas víctimas de la narcoguerra por el territorio. Mientras que La Barbie se atrincheró en Acapulco, no dejaba de hacer frente al hermano de su ex jefe, de la mano de capos como El Profe.

Fue el descubrimiento de una mina en Taxco, Guerrero, ocupada como fosa clandestina, el hecho que atizó la búsqueda contra protagonistas del enfrentamiento entre facciones. En este lugar fueron exhumados 55 cadáveres a 150 metros de profundidad. Al final, esos hechos llevarían a la captura de varios cabecillas, entre ellos, Irving Eduardo Solano Vera.

Aún cuando estaba de por medio su pertenencia al crimen organizado, El Profe volvió a las calles. No se sabe si lo liberaron por falta de pruebas, cumplió alguna condena, salió bajo fianza, con sobornos o simplemente escapó.

 
El hecho es que para julio de 2015, registros de prensa volvieron a ubicarlo, ya con alias de El Gato. Presuntamente, operaba una banda de secuestradores en que estaban involucrados Iván Alfonso Flores Ramírez y René Rodríguez Perea, ambos ex policías ministeriales, detenidos tras cobrar un rescate.

El primero de ellos también fue detenido en 2010, pero luego de cinco años, trabajaba de nueva cuenta en Morelos junto con El Gato. Los reportes destacaron que en julio de 2015, El Profe estaba ligado a Guerreros Unidos.

Tres meses después, restos de una persona descuartizada fueron halladas en bolsas con narco mensajes y amenazas contra el entonces presidente electo de Yecapixtla, Francisco Sánchez Zavala. De nueva cuenta, las autoridades apuntaron a El Gato, supuesto jefe operativo de Guerreros Unidos y/o La Empresa.

Y así como había sido protagonista de pugnas con los Beltrán Leyva, Solano Vera volvía a emprender disputas pero entonces contra Santiago Mazari Hernández, El Carrete o El señor de los caballos, líder de Los Rojos y enemigos de Guerreros Unidos.

Cabe destacar que la pugna contra El Señor de los Caballos después se heredó en peleas territoriales contra el Cártel Jalisco Nueva Generación. Y así como El Profe no se apartó de Morelos, El Carrete se afianzó en la misma entidad hasta que fue detenido en agosto de 2019 y sentenciado a 20 años de prisión. También era operador de los Beltrán Leyva.
 
La batalla del CJNG contra los Rojos, sin embargo, era comandada por Raymundo Isidro Castro Salgado, El Ray, detenido en mayo de 2019. Y así, Irving Eduardo Solano Vera ascendió como lugarteniente tras el asesinato en prisión del Ray, ocurrido a finales de octubre del mismo año en que lo detuvieron.

 
Narcomantas, cadáveres descuartizados y decapitados aparecieron en calles de Morelos entre febrero y julio de 2019; los mensajes en lonas y cartulinas estaban firmadas por El Señor de los caballos, quien denunciaba protección política hacia El Ray y El Gato. Finalmente, tanto el líder de los Rojos como el operador del CJNG fueron asegurados.

Y desde hace un año, ocho meses, El Profe y/o El Gato quedó como principal cabecilla del Mencho en Morelos, hasta que agentes del Ejercito llegaron por él hasta la colonia Santa Rosa de Cuautla, la madrugada de este 16 y 17 de febrero.

Cuauhtémoc Blanco, gobernador de la entidad, fue quien confirmó el arresto y celebró que labores de gabinete dieran con uno de los principales generadores de violencia que estaba en la mira de autoridades morelenses.

Irving Eduardo Solano Vera de 39 años intentó huir a bordo de una motocicleta cuando se percató del operativo. No obstante, soldados le bloquearon el paso para realizar el arresto, informaron fuentes ministeriales y del Ejército. 
 




Share:

Facebook Coments