CAE NARCO FIRULAIS MENSAJERO EN PANAMÁ

 


Las autoridades penitenciarias de Panamá confirmaron este lunes la intercepción de un perro que llevaba mensajes relacionados con el tráfico de drogas entre los pabellones de la cárcel local de La Joya.


“Personal de seguridad detectó un perro en el centro penitenciario La Joya, que llevaba atado en su cuello un mensaje de un pabellón a otro para la venta de presuntas sustancias ilícitas”, reportó la Dirección General del Sistema Penitenciario en su cuenta de la red social Twitter.

La detección del perro “mensajero” ocurrió apenas tres semanas después de la captura de un gato con drogas camufladas en su pelaje, que intentaba ser introducido en la cárcel Nueva Esperanza, de la provincia de Colón.

La detección del perro “mensajero” ocurrió apenas tres semanas después de la captura de un gato con drogas camufladas en su pelaje, que intentaba ser introducido en la cárcel Nueva Esperanza, de la provincia de Colón.

 
El perro de marras llevaba atada a su cuello una carta con detalles de la venta de drogas, saludos entre los privados de libertad y claves para hacer pedidos.

“Seguimos reforzando la seguridad para evitar que este tipo de anomalías se efectúen en los penales, con el uso recurrente de animales para el trasiego y venta de sustancias ilegales”, declaró Andrés Gutiérrez, director del Sistema Penitenciario.

El gato capturado en Nueva Esperanza tenía una tela amarrada al cuello con cocaína, crack y marihuana, y su caso motivó una investigación de la Fiscalía de Drogas de las comarcas Colón y Guna Yala sobre el uso de animales para el narcotráfico.

La población penal de Panamá supera los 18.000 reos hacinados en 23 prisiones, y las autoridades han frustrado anteriormente intentos de ingresar droga en las cárceles a través de comida, ropa, palomas o drones. 
 
Share:

Facebook Coments